Crear una banca nacional, cuestión de vida o muerte para Argentina

Home / Crear una banca nacional, cuestión de vida o muerte para Argentina

baEsto se basa en el mismo principio que propuso el primer secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Alejandro Hamilton. Es decir, en contra de las prácticas generales en los Estados Unidos en el siglo 20 bajo el sistema de la Reserva Federal, la Constitución estadounidense dice que el Congreso tiene una responsabilidad única y soberana para autorizar la emisión de moneda, de circulante, por parte del Ejecutivo, es decir, la Presidencia de los Estados Unidos.

Ahora, esto tiene una significación especial bajo las actuales circunstancias mundiales. Y es un asunto de vida o muerte para la economía de Argentina. Lo que obviamente se requiere es que se ponga a la economía mundial por un proceso de reorganización por bancarrota. Esto quiere decir que los gobiernos deberían apoyar el derecho del gobierno argentino para llevar a cabo un proceso parecido de reorganización por bancarrota de la economía nacional. Esto significaría que el gobierno de Argentina emitiría una nueva moneda que inicialmente se usaría para propósitos internos. El propósito es crear el empleo pleno en las áreas de actividad económica productivas incluidos proyectos u obras de infraestructura básica. Y, por lo tanto, mantener y subir el nivel económico y el producto de Argentina por encima del nivel de simplemente equilibrio.

Esto no se puede lograr sin la emisión de una cantidad sustancial de crédito por parte del gobierno de Argentina para garantizar el empleo pleno en estas actividades productivas. Y es lo mismo que se tiene que hacer en el mundo en su totalidad hoy en día.

Locutor: Dennis, por favor pregúntale a LaRouche si esto supone la eliminación del resto de la banca o compartirían los dos sistemas simultáneamente.

LaRouche: Bueno, el sistema bancario está en quiebra, está insolvente. Pero, el gobierno tiene que lograr que los bancos funcionen a pesar de su condición de insolvencia. Porque los bancos tienen una función necesarias respecto al depósito y la circulación de crédito. Cualquier banco si es que tiene cualquier función útil se tiene que preservar para esas funciones aunque esté en una condición de bancarrota e insolvencia. Lo que tenemos que hacer en la medida de lo posible es garantizar que exista una cooperación que ha existido tradicionalmente entre los bancos y la actividad productiva y los bancos y la emisión de crédito a la población.

Locutor: Dennis, por favor, para que aprovechemos mejor el tiempo, le pido por favor a LaRouche que nos dé respuestas cortas. Una que necesito es que si esto significa nacionalización de la banca como tradicionalmente lo propone la izquierda en el mundo y que contrasta enormemente con la tendencia que se le asigna a LaRouche que es de ultraderecha.

LaRouche: Esto de la ultraderecha simplemente es una calumnia que ha circulado en contra mía y su fuente es la derecha dentro de los mismos Estados Unidos; es la única fuente de esta calumnia. Y de verdad, esa gente que dice eso son fascistas. No, no, así es que las calumnias no son importantes. Pero la nacionalización puede significar dos cosas: La nacionalización que yo propongo es la nacionalización del proceso de poner estos bancos por un proceso de reorganización por bancarrota. Y la creación de un banco nacional, de un banco soberano del Estado, para que coordine ese proceso.